Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Update

Que cuando te quieren, se nota. Cuando no te quieren, se nota más.

Cuando no quieren estar con vos, solo excusas. Cuando quieren, hay esfuerzos.

Pato está insoportable porque mañana nos vamos a Ft Lauderdale y el que va a nadar y competir es él. Que no quiere dejar a Siggy, que no quiere dejar el país, que quiere llevar todos los peluches, que no quiere ir, que nunca quiso competir, que si pierde, que si se equivoca. Llora, se enoja, se frustra. Pero al menos lo habla.

No he tenido más sueños que escribir.

Me han pasado cosas de repente, como el amigo que me llama a decir que se desvive pensando cómo generar más trabajo para mí y mientras tanto, el que tanto quise, si yo no le hablo, no existo. La casualidad me muestra las diferencias.

No tengo mucho trabajo oficial. Pero tampoco lo extraño. De verdad que a veces hay que perder para poder ganar.

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?