Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Decepción

A mí me gustaba ser una estrella. Esa que sentías que no podías alcanzar.

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?