Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Síntomas de la limeranza

Me entra un desasosiego terrible.
No me puedo concentrar en el trabajo porque paso pensando en eso.
Me despierto a mitad de la noche, justo después de que lo sueño, conmigo o abandonándome.
Veo en el espejo el reflejo de un monstruo que en una noche, envejeció treinta años y le han salido 10 canas.
Los complejos y los traumas resucitan como si nunca hubieran muerto y alegremente me recuerdan al oído, uno a uno, mis defectos.
De repente, estoy gorda, giganta, dientona, irreparable, muda y bruta.
Reviso el teléfono, silente, cada 15 minutos y me pregunto si estará funcionando.
Quisiera estar en su cabeza y saber qué piensa, qué pensó, si siquiera me tendrá presente.
Exaspero a los amigos en el recuento de los hechos y los pronósticos.
Repaso todos mis actos/errores fatales y quedo convencida de que lo he arruinado.
Cuando veo todo esto, con pesar me autodiagnostico la inminencia y desgracia de caer, otra vez, en el fenómeno que los científicos han dado en llamar limeranza, y que para mí, es una mierda a menos que tenga el certificado por escrito y protocolizado que es correspondida por el objeto limerado. Me pasa poco. Porque me resisto. Si no, me matriculo a repetir el curso de Arrastrado por suficiencia con énfasis en sufrimiento por desamor.
Mi terapeuta diría que es pura paranoia.
Y pensar que hay otros que dicen que este no saber y ambivalencias, aunque sea solo por eso, es la sensación más bella y que aun en ese estado, vale la pena vivirlo… No deben saber cómo lo vive un arrastrado.

Google+TwitterPinterestFacebook

6 gotas de lluvia en “Síntomas de la limeranza”

  1. yuré dice:

    “De repente, estoy gorda, giganta, dientona, irreparable, muda y bruta.”

    Si vos que sos un bombón te sentís así a media noche, imaginate al pobre pibe frente al espejo tratando de justificar qué es lo que ves en él que pueda gustarte. // Creo que te divertirías muchísimo “curándote” con psicomagia. ¿Conocés a Alejandro Jorodowski?

  2. Solentiname dice:

    No, pero ya mismo lo busco. Lo mío se cura además con una llamada…

    Very much obliged por el piropo, tanto el de bombón para mí como el de pibe para el otro 😉

  3. Solentiname dice:

    Yuré: Cuál de sus libros?

  4. Dean CóRnito dice:

    Todos los días se aprende algo nuevo. Coincido con vos, la limeranza es un sentimiento agradable únicamente cuando se tiene certeza de que es correspondido…

  5. Otrova Gomas dice:

    Oíme, y cómo distinguís limerance de infatuation?

    Por cierto, el link está malo, como que sobran un par de caracteres después del html

  6. yuré dice:

    Sole, acá hay mucha información sobre psicomagia y psicochamanismo. Antes uno le preguntaba y Jorodowski en persona te respondía con cada solución! // (Yo le respondería a Otrova: limerance lo canta Edith Piaf e Infatuation Rod Steward.)

Y vos, ¿qué pensás?