Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

La otra

Qué picha esa dinámica donde la persona que querés llega de vuelta al país y sabés que no sos la que lo espera en el aeropuerto. Ni siquiera lo ves el día que él llega sino cuando él puede.

Esperar mensajes a deshoras o a las horas acostumbradas sabiendo que se envían a escondidas.

Depender de un celular o una plataforma virtual para que sea el hilo que conecta.

Interpretar emociones a punta de letras.

Llamadas solo de vez en cuando.

Cercanías solo en lugares cerrados.

Justificarle todo. Preguntarle si te extrañó y alegrarse por el monosílabo.

Engañarse pensando que te quieren.

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?