Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Laguna

Soñé que iba a una especie de parque nacional y subíamos y bajábamos una montaña, pero no era difícil. Cuando bajábamos encontramos un prado y en medio del prado una laguna de agua cristalina, intacta, rodeada de flores muy pequeñas rosadas y amarillas.

Se podía nadar ahí. Se veía el pueblo, la iglesia, las demás montañas.

Luego Marce me decía que se iba a vivir a New York por una semana. No había ido al paseo, estaba trabajando en un apartamento.

Luis me decía que le tomara fotos como si fuera un narco rudo y no lo lograba.

No quería perder fotos de Pato del teléfono.

Cuando me iba a meter a nadar a la laguna, pregunté porqué no tenía peces, ni matas, ni vida.

Una voz me respondió

«Porque no escuchan. Es por eso. No tienen vida porque no escuchan nada»

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?