Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Francamente Franko

Es un comediante colombiano, que se describe a sí mismo como gordo mórbido, impotente, usa unos anteojos cuadrados amarillo incandescente, gigantes y cuadrados.

Me encanta oírlo. Me gusta cómo habla. Su acento. Cómo dice malas palabras.

Sobre todo me gusta cuando cuenta historias de amor o de deseo.

Hoy me hizo recordar todas las sensaciones reales que hay en un abrazo.

Cómo el cuerpo lee lo que el cerebro no ve. Cómo lo de nosotros es cierto.

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?