Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Movimiento Libertario, Really?

El 8 de febrero hay elección de alcaldes para 81 Municipalidades. Sí, 81. No 57. 81. Yo también creía que eran 57. Pero no es mi culpa. Estas elecciones nunca han sido importantes. Toda la vida se votaba por el mismo partido en las tres papeletas: “Vote verde (color del partido Liberación Nacional) en las tres”.   Se acuerdan? Es más, cualquier votante de más de 35 años reconoce esto como un reciclaje de aquello:

 

OLN

 

 

En esta campaña hemos visto de todo: candidatos que tienen fotos de ellos de tamaño natural para hacerse propaganda, candidatos que pagan jingles profesionales en los medios de comunicación y el más reciente evento, este anuncio, del Movimiento Libertario.

Paren las máquinas y pongan cuidado: El partido que, con amplia licencia literaria se autodenomina libertario, que se opone a impuestos, control de armas, seguridad social, regulación del Estado y que defiende a los casinos y a los taxistas informales, pero a la vez, se mostraron opuestos al aborto y al matrimonio igualitario, la saca del estadio con este anuncio, que en la nada humilde opinión de esta Isla,  está jodido en múltiples niveles:

  • Pareciera que está a cargo de Iván Barrantes, conocido como el mercadólogo, que tuvo a su cargo la campaña presidencia del actual presidente Luis Guillermo Solís y que no tuvo empacho en reconocer que mercadear al entonces candidato era igual que promocionar una bebida gaseosa. A juzgar por el 3 millones de votos que recibió, no descartaría yo que tuviera razón.
  • El video no es original. De hecho, es un pedazo de la película argentina “El Cruce de los Andes”. Barrantes le afirmó a un medio de comunicación que, a pesar de eso, no es un plagio. Pero no dijo entonces qué es. En publicidad, en otros países, a acciones similares se les conoce como truchos o fusilados y van a los Festivales internacionales importantes.
  • El video muestra un ejército, que no existe en Costa Rica desde 1949. De hecho, estas cosas militaroides que generan un profundo rechazo en el tico, y no sé porqué, a mí me trae macabros recuerdos de  Costa Rica Libre, militarizado y defensor de liberar a Costa Rica, sin que hayamos sabido nunca liberarnos de qué o de quién o porqué.
  • El ejército está compuesto de hombres mulatos. Costa Rica tiene una población afrodescendiente que ha hecho aportes fundamentales a nuestra historia y nuestra cultura. Desgraciadamente, por razones xenofóbicas e ilusas, el tico se ve a sí mismo como blanco y europeo, así que no se identifica con un mulato y menos con un mulato militar. Y Dios libre decir que son negros, porque menos todavía.
  • El uniforme del ejército es de los colores de las banderas de Colombia, Venezuela y Ecuador. Nuestra bandera es azul, blanco y roja. Cualquier cosa que recuerda a Venezuela huele a comunismo y de hecho, uno de los insultos favoritos del Partido Movimiento Libertario ante cualquier iniciativa social es “¡Chavismo Puro!”
  • El ejército de mulatos vestidos con colores de las banderas de Colombia, Venezuela y Ecuador va rumbo a la liberación de algún país. A Costa Rica, la independencia le llegó en burro, en Octubre de 1821, casi dos meses después de que se firmara en Guatemala el 15 de setiembre de ese mismo año. Ni la pedimos ni la peleamos.
  • El ejército de mulatos vestidos con colores de las banderas de Colombia, Venezuela y Ecuador va rumbo a la liberación de algún país, cruzará Los Andes, una imponente cadena de montañas ante la cual nuestras cordilleras se pondrían rojas de la vergüenza.
  • El ejército de mulatos vestidos con colores de las banderas de Colombia, Venezuela y Ecuador que va rumbo a la liberación de algún país cruzando Los Andes, es dirigido por alguien que yo hubiera jurado que era Simón Bolívar, quién más podría ser con uniforme, penacho, caballo y América del Sur de fondo?  Para añadirle injuria al insulto, habla con acento español castizo. Gracias a la educación pública gratuita, los ticos sabemos quién es Bolívar, pero así, de nombre. El no evoca sentimientos de patriotismo, independencia, libertad, admiración, ni nada por el estilo. La Patria Grande suena a nombre de Bar, no a América Unida.
  • Cierre con broche de oro: Bolívar no es Bolívar. Y además no va para ningún lugar a 3 horas en avión de Costa Rica. Va rumbo a Argentina. Es San Martín y ahí sí es cierto que nos perdieron a todos, porque ese nombre no nos dice nada.

Entonces ¿qué sentido tiene un anuncio de corte militarista, patriotero, que llama una y otra vez a la libertad, cumpliendo a pie juntillas con ese principio de publicidad  de la repetición constante “miente, miente, que algo queda”? ¿Cómo impactará este anuncio a la gente que votará en las elecciones municipales? ¿La polémica siempre es la mejor estrategia? ¿Será que la idea es repetir como una lora “Libertad, libertad” y forzar una especie de condicionamiento de esas palabras con “Movimiento Libertario” para automatizar una selección partidaria? ¿Tendrá algún efecto? Lo sabremos el 7 de febrero.

Y mientras tanto, yo tengo una sola pregunta. Una:  Movimiento Libertario, ¿Qué putas? O.o

 

 

 

Google+TwitterPinterestFacebook

Una gota de lluvia en “Movimiento Libertario, Really?”

  1. Gabriela dice:

    Paciencia con las elecciones. Acá enfrentamos una campaña para elecciones presidenciales en abril. Va a ser un largo y ardiente verano… como es cada cinco años.

Y vos, ¿qué pensás?