Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Aportes internacionales II: Los japoneses y las fotos

Felicitas, la profesora, le pregunta respetuosamente a Yuuki, japonés, que porqué los japoneses son tan insistentes, en todas partes del mundo, en eso de andar tomando fotos como desesperados, desesperando de paso a los demás turistas a grado tal que ya los japoneses con cámara en la mano, son considerados una peste a nivel mundial, con grupos organizados que los adversan, los evitan y los odian sin miramientos.

Yuuki se ríe. Siempre que va a contestar algo, se ríe, y se tapa la boca. Luego hace dos o tres reverencias japonesas, como un Samurai de 23 años. Y luego habla, su voz suave y clara, como un papel de arroz

“En Japón tenemos solo dos semanas de vacaciones. Y no se pueden tomar juntas. Entonces, en realidad, es solo una semana. Se pierden dos días viajando de ida y de regreso. En América o en Europa, todo nos parece extraño, nuevo, distinto, alrevés de todo lo que conocemos. Pero tenemos muy poco tiempo. Entonces le tomamos fotos a todo para que, al regresar a Japón, podamos verlas con calma y realmente disfrutarlas, para no ovlidarnos de nada. Se le toma fotos a todo, a los cuadros, a las pinturas, a las personas, a los edficios, a los árboles, a los carros. Hasta a los baños. Por viaje, pueden ser más de cinco mil fotos”

Alguien más pregunta que qué putas hacen con tanta foto. Yuuki se ríe otra vez, se tapa la boca y hace dos o tres reverencias de samurai. Y otra vez el papelito de arroz delicado de su voz dulce:

“La peor parte es el regreso. La tradición es que uno invita a los amigos a la casa para mostrarle cada una de las fotos y explicarla. Es muy aburrido, pero nadie pensaría en no ir. Suena hasta ridículo, eso de ver una foto de un inodoro y que le digan a uno “eso es un baño occidental“. Para el que viajó, no es tan malo porque ahora aprecia con calma todo lo que vio o recuerda en un remolino. Creanme, la peor parte es ser uno uno de los amigos”

Google+TwitterPinterestFacebook

6 gotas de lluvia en “Aportes internacionales II: Los japoneses y las fotos”

  1. beto dice:

    En Washington abundaban los turistas japonesitos. Son como ver un cardumen de peces yendo de un lado a otro. Viajar con tiempo es un lujo, de verdad.

  2. ticoexpat dice:

    Los taiwaneses, como buena excolonia, les da por la misma vara -a los chinos continentales los veo mas moderados. Y si, lo de las vacaciones es cierto.

    Ah, y se les olvida los gestos “cute”. Preguntales que te explique que es “Kawaii” al japones. Eso va a ser digno tambien de verse.

    Muchacho pensante ese compa.

  3. Terox dice:

    Ve vos… un estereotipo con base real…

    Los japos están volados… me gustaría ir, pero “Lost in Translation” me dió mucho miedo…

  4. solentiname dice:

    beto: En DC los deberían prohibir. Es una cosa pavorosa. Casi que hay un grito de alerta “Vienen los japoneses!!! HUIGALEN!””

    Ticoexpat: Le preguntaré, le preguntaré.

    Terox: Sí, todos queríamos peguntar, pero solo la profe se animó.

  5. Dean CóRnito dice:

    Eso de enseñar las 5.000 fotos del viaje a los amigos es como que lo inviten a uno a ver el video de la boda de los amigos, con album de fotos incluido. ¡Qué pereza, pero a uno no se le ocurriría no ir!

  6. solentiname dice:

    Dean: Exacto, eso mismo le explique yo a Yuuki, solidarizándome con su problema.

Y vos, ¿qué pensás?