Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

En este archipiélago se pagan las deudas!

Hace muchas lunas, ante una provocación de la suscrita (ver comments), el buen Yuré se expuso ante el mundo e, instigado por los escalofríos de Otrova, me retó a hacer lo mismo en un re enacting de la antiquísima tradición del derecho romano del Quid pro quo que hoy se expresa en nuestro principio constitucional de reciprocidad y proporcionalidad, que en español viene a ser dando y dando. Como cualquier cobardija que se respete, le dije: “lento pero viene”.

Unos días después, de bocona, me comprometí con el former Mr. President a enviarle un prospecto de lo que le espera en Costa Rica o del home delivery que podíamos ofrecerle en caso de aceptar mi humilde propuesta.

A la fecha, he recibido veladas presiones, tanto por correo, en vivo y en mensajes ocultos en posts de los cyberamigos para que cumpla con lo pendiente, así que: ¡El día ha llegado!:

 Posted by Picasa

Como se observará, se aportan tres opciones del mismo modelo, todas convenientemente armónicas con el ambiente y, a todas luces, sostenibles.

Para evitar arrancar hasta la más mínima matica de algodón, se obvió el uso de cualquier fibra natural que impida la vista al órgano del cariño (… la piel, por si las dudas y las hormonas activas).

Los tres pares no revelan que la suscrita sea trilliza, sino más bien se aportan para ilustrar las múltiples opciones disponibles. Y sí, el color caramelo tentación es natural. Lo que brilla no es aceite de coco sino las gotitas del mar que se secan al sol y recorre los 1.20 que hay de la cintura a la arena caliente…

La versión número 1, “Punto fruta”, nos da una probadita de la sensación de tropicales y voluptuosos sabores a los que se expone el consumidor para que chorree de gusto, sin riesgo de empacho y como se aprecia claramente, hay de sobra para que se entretenga un buen rato. Si se desea combinar con algo, se recomienda otro fruto tropical como el plátano o el banano. Como se había anunciado, no artificial ingredients, bajo en calorías y sin grasa. ¿Se imagina hincándole el diente a esa sandía?

La versión número 2, “La selva oculta de la ancha alameda” anuncia los húmedos peligros de los bosques de altura que le esperan y la lucha salvaje cuerpo a cuerpo con riesgo de arañazos, maullidos y con altas probabilidades de provocar uno (o varios, dependiendo del aguante) rugidos de contento. Apto para exploradores y aventureros.

La versión número tres, “Llamame por favor” es una abierta invitación al rara avis costarricensis (Pico de Oro) para que se ponga vivo o me busco otro nido. Aquí se le aprecia disfrazado de lorito, para no revelar su true identity y colocado en el primer paso del camino al paraíso. Que no hay nada que temer, que no es mi intención llegar a esto:

 Posted by Picasa

En conclusión, estamos pagos. Hasta la próxima deuda!

Nota de Sole: Esta cosa tiene muchos links y espero que funcionen. Me perdonarán el derroche de vínculos, pero es que si no, parece un mensaje críptico. Por eso, léase con calma, cuando se esté desocupado, para disfrutar a gusto.

Google+TwitterPinterestFacebook

13 gotas de lluvia en “En este archipiélago se pagan las deudas!”

  1. Dean CóRnito dice:

    Suave, cuando recupere el aliento regreso…

  2. Oscar dice:

    Vaya post, Sole. Completísimo con links “fully operational” y todo. Si tenés un tiempito, activáte la opción de verificación de palabra para los comments, porque ya te está “cayendo el comején” por acá.

    Yo te habré contado alguna vez que yo fuí presidente de mi clase en el cole hace un montón de años? Digo… para lo que eso pueda valer, no?
    ;oD

  3. Solentiname dice:

    Dean: Crees entonces que fue pago efectivo?

    Oscar: Viste? voy mejorando. Si tenés un poder especialísimo de Mr. President, hablamos! 😉

  4. Oscar dice:

    Oscar, renegando para si mismo con tono mohino después de haber hecho un comentario en el blog de Sole:
    “La pucha, no hay justicia! A uno lo llevan chupando rueda. Si hasta pico de oro tiene el mae! Yo, por mas que aprecie al mío entrañablemente, lo que es de oro nunca lo voy a tener!”

  5. Oscar dice:

    Poder especialísimo de Mr. President?!?! Nah… Nada de eso. Yo también tengo algo de “inclinación” por un buen habano de vez en cuando, pero eso no cuenta, verdad?

  6. Solentiname dice:

    Todo gesto de apoyo a la Revolución Cubana, como la compra de habanos cuenta!

  7. Bandidocr dice:

    Las aves se las dejo al Former President…por aquello de que todo politico es pendejo…pero que la fruta es fruta y que jugosa es…imagino la gloria del Pico en la escuelita en cuestion… y ya que nos queda los jaguares para disfrutar avenganos dios en tu reino y reposanos en sole…dad …uyuyuuuuu bajura

  8. Otrova Gomas dice:

    No se puede competir con tanta inspiración de los colegas bloggeros, pero lo que es a mí, me parece bien pagado el quid pro quo. Qué barbara, Sole, no me lo imaginaba así… el post, no sean tan malpensados! Otra vez te luciste.

  9. tugocr dice:

    Aunque el pico de oro este disfrazado de Lorito, los ojos lo delatan.

    Lástima la aclaración de las trillizas, ahora el resto esperaremos a que la tecnología termine de afinar los artes de la clonación.

  10. ilana dice:

    ja ja… pareciera Sole, que andás como yo en estos días… sin decir más; )

  11. yuré dice:

    “Dando y dando”: ¡saldado con creces! (Mi almita se encoge para darle espacio al vapor en que quedó convertido mi corazón sobrecalentado, tras imaginarse entre tanta flora y fauna indómita. Los dedos apenas si pueden tamborilear para escribir estas líneas, envidiosos de aquél que desanude el lazo que sobra en la última foto). Aunque feliz, debo admitir que mi maldad se arrepiente de no haber estipulado un quid pro quo mostrando el otro lado de nuestra anatomía.

  12. Bandidocr dice:

    Yuré: como Sole no es egoista y es hija del tropico (donde todo es abundancia) me atrevo a aventurar que nuestra bloggera tendrá a bien entregar una segunda parte sobre todo para que Mr President convulsione y de paso nos deje este mundo un poco más limpio…o no?

  13. Solentiname dice:

    Otrova: Cuando se manejan estas proporciones, una no tiene más opción que “lucirse”.

    Tugo: Pos ni tanto, si el Pico de Oro no se reporta pronto, tamos de vuelta en el mercado.

    Ilana: hormonal, decís? Es culpa de lo que escriben Tugo y Yuré!

    Bandido y Yuré:
    Esteeee… eh… a ver:

    Mi sueño de opio sería que la única convulsión que haga a Mr. President para dejar este mundo, sea esa reversible de y breves segundos propios de la petit mort.

    Lo otro, es que sería realmente sorprendente que alguien convulsionara por ver ombliguitos, punto central de la anatomía frontal a la que presumo se refería el buen Yuré 😉

Y vos, ¿qué pensás?