Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Historias tristes y felices

Me dijo:
¿A que no me cuentas la historia más feliz del mundo con 6 palabras?
Y le dije:
«Recuperó su cielo y pudo volar»

Me dijo:
¿A que no me cuentas la historia más triste del mundo con 5 palabras?
Y le dije:
«Tocó fondo y siguió escarbando»

Y me dijo:
Ahora cuentame la historia más feliz del mundo con 4 palabras.
Y le dije:
«Soy mi propio hogar»

Y me dijo:
Ahora la más triste con 3 palabras
Y le dije:
«Te quiero, pero…

Y me dijo:
La más feliz con 2 palabras
Y le dije:
«Yo también»

Y me dijo:
cuentame la historia más triste del mundo con 1 palabra.

Y le dije:
«Casi»/»Hubiera»

Y la más feliz?

«Recomienzo»

(Lo leí por ahí)

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?