Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Un musical

Soñé que los socios de mi oficina montaban un musical al que nos obligaron a ir sin decirnos qué era. Y yo no entendía porqué cantaban, salían sus hijos en el musical y hasta mis compañeros del colegio.

Alguien dijo que eso era un musical de La Argolla se reúne.

Un adolescente se acercó y dijo que habían situaciones en el colegio que no le gustaban, que rallaban en el acoso sexual.

El musical seguía y empezó a llover muy duro y costaba mucho sacar los carros del parqueo.

Antes del sueño, me levanté al baño. Recuerdo que me acerqué a la puerta. Luego, cuando me di cuenta, estaba en el piso llamando a Marce. Me desmayé. Se me fue el conocimiento. Eso no fue un sueño pero sí fue muy surreal.

Tengo raspones en los brazos y en las piernas.

Google+TwitterPinterestFacebook

Y vos, ¿qué pensás?