Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Signos externos

Ando con ganillas de diseñarme una calca y mandármela a hacer mañana por la U, bien grandota, que diga “El espíritu del 48” y pegársela al carro en una puerta.

El PLN debería hacer de su historia una marca comercial, algo así como lo que hizo el Saprissa en su momento y aprovechando estas fechas, vender de esos rotulitos para parabrisas que diga “Uno de los hombres de don Pepe abordo”. Creo que sería un exitazo. Podríamos hacer versiones aptas para feministas.

Me pasó en la convención, pero no me vuelve a pasar este domingo. Durante el día, ropa de fatiga, cómoda, pero con algo verde. Para la noche, traje más formal, maquillaje y peinado. También en tonos verdiblancos. Estoy revolcando el closet, porque paradógicamente, no tengo casi nada verde.  En cambio, los liberacionistas de carrera, tienen traje de plaza pública, traje formal, semi formal, para frío, para tope y para playa y a veces varias opciones para cada uno.

Todos andamos desesperados por camisetas, banderotas, banderitas, calcas, pulseritas. Algo.

Google+TwitterPinterestFacebook

6 gotas de lluvia en “Signos externos”

  1. itzpapalotl dice:

    ves? yo tengo camisetas verdes, jackets verdes, enaguas verdes que a vos te quedarían minifaldosas… pero estamos tan largo!

  2. solentiname dice:

    Jajaja, me vería como un periquito, pero con tamaño de avestruz. 🙂

  3. terox dice:

    ¿El espiritu del 48? Sería algo así como un gasparín… Al chile, ese espíritu es cada vez más escaso…

  4. solentiname dice:

    Si hubo un espíritu de St Louis, porqué no un espíritu del 48? vivaaaa don Pepeeeeee vivaaaaaan ssus hoooooooombreeesssss!!!

  5. Terox dice:

    Que limpiada!!!! Me saco el menudo Laura…. Lastima que Otton no le dio chance a Macaya… le va a costar ganar de un solo tiro en el 2014…

  6. ticoexpat dice:

    Mi Tata es de los que dicen “yo tengo un caudillo, Pepe Figueres…”

Y vos, ¿qué pensás?