Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Recados

El del pasado. Me doy cuenta que tengo un aterro de camisas color mostaza. Y que me encanta ponérmelas con algo azul. El otro día me pongo una enagua azul, una sueter mostaza y me lamento, porque de haber hecho un pelo más de frío, me encaramo un cuello de tortuga blanco. Curioso- me digo- como a una por épocas le da por los colores. Para inmediatamente después acordarme que el uniforme de mi escuela era azul, con una faja mostaza y camisa blanca. De gala, con un saquito mostaza. No amarillo, mostaza. Y los zapatitos de amarrar azul oscuro, que solo los hacían en una zapatería en Las Arcadas. Con ribetes que hacían colochos. Rivetes mostaza, mis zapatitos de primer grado.

El Navideño. El otro día en la Universal, por comprar un rollo de papel de regalo, me engavetaron unas 5 cartas al niño, con todo y colacho. Decidí darme gusto. La tengo con un imán guindando en la refri y cada vez que me antojo de algo, lo apunto. tengo galletas, tortas chilenas, helados y un disco de Juan Gabriel pero cantado por Rocío Jurado. En un mes exacto me enteraré si sirvió de algo. Tenemos una promesa de que esta Navidad, nos regalamos cosas pequeñitas, baratas, sin exageraciones.

El clandestino. Yo escuchaba “Concierto para enamorados” en la desaparecida Radio Uno, con la esperanza de algún día escuchar algún saludo tímido para mí, acompañado de alguna pieza de esas que lo decían todo. Y nada. Nunca. Ahora Radio Reloj tiene lo mismo, pero en la mañana. Llamó un señor todo misterioso, ya maduro, a dedicar una canción y mandar un saludo a alguien que de fijo, es algo ilícito, ilegal y clandestino. Le dedicó “Piel de Angel” de Camilo Sesto, mejor conocida por su frase máxima del amor prohibido: “Ascondiiiidaaaaas, tengoq’marteeeeeee”.

El recado cholulo. Sandro se recupera de un transplante doble en el Hospital Italiano de Mendoza. Tengo la enorme suerte que mi amiga Meli vive en la ciudad. “Haceme la caridá y le llevás una rosa roja. Se la dejás con la montaña de flores que debe tener a la entrada del Hospital. Le das un beso a la rosa y le decís que es de parte mía. Contale que por una canción de él, yo vine al mundo. Que ojalá se mejore.  Pero decile. Prometé que le decís”.

Google+TwitterPinterestFacebook

8 gotas de lluvia en “Recados”

  1. Terox dice:

    Pobre Sandro… en su tiempo debe haber causado grandes estragos en el público femenino… y ya ves, como terminó… culpa del cigarro, sin duda… me pregunto si estará casado o tendrá familia…

  2. ticoexpat dice:

    Como! Ya no esta Radio Uno!?

    A uno en epoca navidenna le da por acordarse de cada cosa…

    Sandro era la locura de mis tias.. hasta que les dio la fiebre religiosa. Pecado, musica mundana, infierno! Me imagino lo que estaran diciendo ahora… pero por dentro se que suspiran por ese hombre y esas canciones.

  3. solentiname dice:

    Terox: Sandro sí está casado y tiene hijos. Se casó con una mujer super sencilla y ha protegido su privacidad como una fiera toda la vida. En efecto, todo esto es por el cigarro.

    Ticoexpat: Radio Uno is no more. En efecto, la Navidad le altera a uno las químicas. Me dan pena tus tías, perderse a ese pedazote de hombre a cambio de un cura…

  4. furia dice:

    Ay Sole, que tu aminga lle lleve una rosa a Sandro de mi parte también <3

  5. solentiname dice:

    Furia: Listo. La rosa es de parte de nosotras y todo el que se quiere unir. Acabo de pedir que le engrape aunque sea una banderita de papel de Costa Rica. Me dicen que tiene una guardia de sus nenas (doñitas como mi mama) en el Hospi, pendientes de cómo sigue.

  6. Gustavo dice:

    Eso de la polada es como disfrutar secretamente al Buki a todo meter en el Ipod y acordarse del olor a cantina que exhala “Tu carcel” pero aun así llenarse el pecho con el maiz. Navidad es especial para eso sobre todo cuando se cruza el metiche y amigo caminante de “Johnnie”. En todo caso cuando la leyenda nace solo queda seguirla http://www.youtube.com/watch?v=V2F37Lj5XL0

  7. solentiname dice:

    Gustavo: Cuál polada?

  8. Gustavo dice:

    Perdoná, pero me remito al ya muy famoso y políticamente “correcto” polometro que juzga la cultura popular como inapropiada. Pero inevitablemente sucumbimos a los encantos del verbo cantado por los iconos de la empleada de la casa. Es como dejarse vencer por los “Musicales del 13” y llorar nostalgia por “Las Estrellas se Reúnen”. En fin que sería de nosotros sino pudiéramos aflojarnos en un chifrijo y una birra la ultima de Juan Gabriel…http://photos-f.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc3/hs115.snc3/16233_101856663171854_100000425617322_50773_4995028_n.jpg

Y vos, ¿qué pensás?