Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

FKK, frei Köper Kultur/ Cultura del cuerpo libre

Resulta que los alemanes son aficionados a andar en chingos en pelota apenas el termómetro subre por encima de los 13 grados centígrados, independientemente del estado de sus pelotas y en general de todo el cuerpo. No es una actividad de orgullo y exposición de las más recientes cirugías. Es una manifestación de una naturalidad que puede resultar chocante en uno, medio cartago, totalmente maicero y además siempre tan pudoroso para sus desnudeces. Es decir, nosotros venimos de un país donde uno cierra la puerta del baño cuando lo usa.

En mi caso personal, cuando a uno le daba por el exhbicionismo controlado al salir del baño en calzonillos, mi abuela gritaba «Cúbrase criatura, que esas son obras contra el espíritu santo!!» y le tiraba a uno un paño del tamaño de una sábana directo a la cara.

Entonces se los encuentra uno empelotados en medio de un parque tomando el sol, en las áreas nudistas con un cartelito que precisamente dice, FKK.  O como me pasó a mí: vinieron de visita los tíos de mi casera, ambos dos viejitos muy amorosos, que me trataron como de la casa. a la mañana siguiente, mientras terminaban de sacar chunches de maletines para meterse al baño,  andaban como dios los trajo al mundo tranquilamente por toda la casa, sin ningún problema.

Yo me atrataganté con la tostada y estaba a punto de preguntarle a mi casera que hace cuánto tenían Alzheimer, que si sería apropiado arrimarles un pañito o algo y contarle de las obras contra el espíritu santo, pero justo en ese momento ella los contemplaba embelesada y me dijo «Qué maravilloso, no? una vida sin prejuicios!».  Le sonreí comprensiva y hablé maravillas de cómo el intercambio cultural lo hace a uno tolerante y abierto.

Dos días después, fue el novio de mi casera, Gabrielito. Un animal cuatro por cuatro, haciendo café como dios lo trajo al mundo de la cintura para abajo, porque de la cintura para arriba se puso una camisetita por el chifloncillo que soplaba en la cocina. Yo iba entrando medio dormida a saludar. Ante semejante espectáculo- diría Mimí que campaneaba todo aquello- me dio un ataque de risa y solo acaté a decir en español «buenassssss». Por dicha no estiré la mano para presentarme. Sabrá Marx qué habría agarrado!!

Google+TwitterPinterestFacebook

13 gotas de lluvia en “FKK, frei Köper Kultur/ Cultura del cuerpo libre”

  1. Terox dice:

    ¿Buenas? ¿Ambas?

  2. solentiname dice:

    Terox: Me amparo al derecho constitucional de no declarar en mi contra.

  3. beto dice:

    He ahí algo que sí admiro (y envidio) de los europeos en general. Esa falta de complejos para con el cuerpo. Total, ¿qué es lo tanto que pretendemos resguardar de la vista de los demás? Las mismas cosillas -arrugas más, pelillos menos- que tenemos todos? Y sí, admito que a veces me sofoca esta sociedad tan mojigata e hipócrita en tantas cosas. Disfrutá vos que podés, saludos 😀

  4. solentiname dice:

    Beto: Pues en teoría lo comparto. Pero siempre se le sale a uno el maiz cuando se enfrenta de golpe con su puesta en práctica.

  5. beto dice:

    Mija, en ese caso se dice el máiz. Así, con acento en la A. Herzlich Gruß 😀

  6. ticoexpat dice:

    Voy a tener que darme una vueltica por aquellos lados, para aprender a sentirme a gusto con mis mondongos y redondeces.

    Diay, si, Sole, tas en Alemania. LOL.

  7. solentiname dice:

    Ticoexpat: tendrías que esperarte al verano, porque ya hace frio de nuevo…

  8. ilana dice:

    JAJAJAJA…. qué suerte, la tuya…

  9. Anchas Alamedas » Blog Archive » Sole, exponente de la nueva cocina costarricense dice:

    […] Gabrielito – sí, aquel del campanario- y yo, nos sentamos a un desayuno tico a la alemana, que  a mí me […]

  10. Dean CóRnito dice:

    Lástima que llegué tarde a tan alentador debate. Gracias a Sole y a todos sus comentaristas por las carcajadas…

  11. Anchas Alamedas » Blog Archive » El souvenir del Patán dice:

    […] bien de salud, de ánimo y a comentar mis aventuras; siendo por supuesto su favorita, la de Gabrielito el campanudo, que le tuve que repetir varias veces, exagerando el cuento cada vez más y a la que cada vez, […]

  12. Termometro de cocina dice:

    Awesοmе issueѕ here. I’m very glad to peer your post. Thank you so much and I am having a look ahead to touch you. Will you kindly drop me a mail?

    Also visit my web blog – Termometro de cocina

  13. Anchas Alamedas » Blog Archive » De paseo dice:

    […] topo una cara conocida que me da mucha risa: Gabrielito, a quien hace años conocí recién llegada, de forma muy muy íntima. Genuinamente divertida, le digo a Marcelo: Ese es Gabriel, al que le vi la pipí aquella vez […]

Y vos, ¿qué pensás?