Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

La Sal de la Autopista a Santa Ana

Para ese momento, había pasado tres veces por el peaje. Las tres veces terminé con el hígado en la mano, Así que cuando vi el rotulito de para quejas llame al 8873-3923, violé la ley de tránsito y apenas pasé por el peaje, llamé sin manos libres, manejando con una mano:

Sole: “Tengo una queja: El primer día pagué con 350 y no me dieron vuelto. Ayer pagué 2010 y me dieron de vuelto solo 1200. Hoy pagué 510, y el muchacho se me quedó viendo cuando le pedí el vuelto y me pidió que le repitiera cuánto le había entregado. Es decir, ustedes se están robando los vueltos. Además, están incurriendo en un incumplimiento del contrato, porque no tienen los carriles para Quick Pass hasta dentro de un mes, o sea que mientras tanto el HSBC jinetea mi plata tranquilamente y yo pierdo 500 pesos por día por pasar por el peaje. Esta pista, apesta. Yo sufrí la construcción completa. Además dígame si esta línea es solo para que la gente loca como yo se desahogue o si de verdad hacen algo. Quiero saber qué piensan hacer con lo de los vueltos!”

La Pista: “Sí, es que hemos tenido problemitas porque los muchachos tienen problemas de conteo…”

Sole: “Cómo que problemas de conteo? Ustedes ponen a cobrar a gente que no puede hacer una resta tan simple como 2010 menos 310? Pero deberían tener al menos tercer año de colegio o no?”

La Pista: “Bueno, voy a ver en qué le podemos ayudar”.

Sole: “No, no no. Un momentito, a ver, ubíquese. Usted no va a ver en qué me puede ayudar. Como esta pista se construyó y se paga con mis impuestos, que se deducen de mis ingresos y de lo que pago de peaje más lo que ustedes se roban. Usted no va a ver en que me puede ayudar. Usted va a cumplir con su trabajo y me va a enviar una respuesta en cinco días, porque si no, de aquí voy directo a la ARESEP y como a mí el abogado me sale gratis, se lo advierto, no voy a parar”

La Pista: “Me regala su teléfono y nombre?”

Sole: “Isla de Solentiname, dos dos cinco cinco- cinco cinco cinco cinco”

La Pista: “esteee… o sea, veintidós cincuenta y cinco- cincuenta y cinco cincuenta y cinco?”

Sole: “No me diga que usted también tiene problemitas de conteo…”

Y así siguió la cosa como hasta la avenida 10, más o menos. Lo que más me enferma de todo esto, es lo impotente que me siento. Si pongo la queja, no tengo pruebas ni testigos, solo lo que yo diga. Y además, sería todo un periplo para recuperar 540 colones, que son mis pérdidas totalizadas a este momento.

Por otra parte, no deja de tener algo de kármico, que precisamente los habitantes de la cuna del SI al TLC, tengan que pagar, al menos 610 pesos por día para llegar y salir de sus condominios de lujo. Parece que es endémico, porque cierta Cámara que pasó editoriales todos los días a favor del TLC, ahora se rasga las vestiduras de todo lo que les hacen las malvadas multinacionales.

Pensándolo bien, está bueno que les pase eso. Aunque a mí me sigan robando vueltos.


Nota de Sole: A petición incluí el número real de quejas de Autopistas del Sol, tan útil como las bolas de algún cura que sí respete el voto de castidad (porque no son todos, como ha sido evidente)

Google+TwitterPinterestFacebook

8 gotas de lluvia en “La Sal de la Autopista a Santa Ana”

  1. beto dice:

    Eso Sole! No se deje! 😛

    Y yo tampoco me debería de dejar… nada más estoy esperando que vengan los del hachesebecé a la oficina como acostumbran y devolverles el tal QuickPass, que deberían cambiarle el nombre a QuickScam.

    En otros países me ha tocado pagar cuatro, seis dólares de peaje… pero por autopistas de verdad. No remedos de seis carriles imaginarios que en realidad siguen siendo dos y que pretenden vendérnoslos como el Superautobahn.

  2. Mirando en Marcelo » Blog Archive » Sobre la “nueva” vía a Caldera dice:

    […] todo esto sin contar lo que se roban en el peaje, que, si uno toma a Sole como referencia, vendrían a ser cien mil millones de colones en los […]

  3. Julia dice:

    jajjajaj

    Ay….no he pasado por allí

  4. no sé quién dice:

    Como vivo fuera, no he sentido la situación en carne propia, pero……….. me habría sorprendido si algo así no pasaba. El subdesarrollo mental está en poner una cifra de pago inmanipulable…. pensándolo bien, es un verdadero milagro que la tarifa no la hayan fijado en 317.50.

  5. tetrabrik dice:

    a mucha gente no le importa pagar el peaje así, hasa sin vuelto. esta autopista marca una línea divisoria. es clarísmo.

    pero es típico también escuchar a la gente decir, “pero no seás limpio, qué son 310 colones”. está el típico también, “a mí no me importa porque nunca paso por ahí”.

    pero bueno, esa es la solidaridad que tenemos. por no decir ese es el sentido crítico-analítico que tenemos como sociedad.

    aquí hay, para empezar, hay dos cosas: 1. privatización de una carretera. 2. cobro exagerado (por no decir robo) a muchísima gente que nada tiene que ver con el estado separatista de escazú pero que ahora tiene que pagar 6mil colones semanales por una carretera que termina después del segundo peaje (a ellos no les mejoraron ningún tramo).

    gobierno de ricos para ricos.

    la clase media lobotomizada.

  6. solentiname dice:

    Beto: vos también lo sufrís. Por lo menos ejerzamos el derecho a quejarnos.

    Julia:El peaje funciona como un espantapájaros para que nadie perturbe a Santa Ana-Escazú.

    No sé quien: No tenía porqué pasar. Con el peaje de antes pagábamos 75, con menos carriles, pero las mismas presas.

    Tetrabrik: Es cierto. Los residentes del estado separatista alegan que el peaje debería ser de 400 cerrados, para evitar el chusmero y solventar el robo de los vueltos. Y ahora, sin la restricción, en ruta hacia San José la presa empieza apenas paga uno el peaje. O sea, pagás para regarte las bilis 45 minutos en la “pista”. Y a los que nos quejamos, ya se oye entre rumores el trato de “limpios” “muertos de hambre”

  7. no sé quién dice:

    Sole: Por supuesto que no tenía por qué pasar… pero sabiendo que había “nueva administración”, y que la “nueva administración” era una empresa privada, reitero… me habría sorprendido si algo así no pasaba, aunque fuera durante poco tiempo. Ya que echó a andar la práctica, estoy seguro que no va a durar poco.

    La implementación del sistema de pago automático misteriosamente se va a atrasar, y cuando lo instalen va a tener desperfectos y cobros equivocados por lo menos por 6 meses (“lo estamos calibrando”). Los errores en el cobro -nunca a favor del chofer- van a ser imposibles de solucionar. Las presas van a ser fabulosas cuando “se caiga el sistema”, cosa que va a pasar con regularidad. Mark my words. Hay algo que haya funcionado diferente, alguna vez?

  8. Anchas Alamedas » Blog Archive » Lecciones aprendidas: El peaje dice:

    […] el vuelto antes de jalar o no se hacen responsables. Es evidente que importamos de ese país los problemitas de conteo. Y el rotulito más sarcástico dice “Si quiere quejarse, el libro de quejas está en la […]

Y vos, ¿qué pensás?