Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

De cómo la historia afecta el idioma

Cuando el mundo se partía en rojos y los demás, había ciertas frases en el lenguaje que eran divertidas, llenas de sentido y de uso amplio y popular. Sin embargo, a casi 20 años de la caída del muro, ya han pasado a ser propiedad exclusiva de esa generación que creció en medio de la guerra fría o nadie recuerda su origen. Para la historia, algunos botones:

“el equipo de mujeres de natación olímpica de Alemania Oriental”

“es como un tanque ruso”

“yo me hice el soviético”

“me tienen como en Siberia”

“Los helados unidos y la unión sorbética”

“Yugoslavia” (yo me pierdo en los mapas actuales de Europa y Asia, sobre todo de Italia a la derecha y hasta llegar casi a China)

“nenenene qué vasaser, cuando aaaal-guien a-pre-tel bo-tooooooón”

“carros lada”

Google+TwitterPinterestFacebook

6 gotas de lluvia en “De cómo la historia afecta el idioma”

  1. Beto dice:

    Ah tiempos.

    Y pensar que ya tenemos una generación universitaria que nunca supo lo que era el comunismo de no ser por los libros. Y las camisetas del Ché.

    Nadie se acuerda ya de cuando los rusos de ayer eran los musulmanes de hoy. Para un adolescente, los testimonios escritos y la cultura de la Guerra Fría hoy le deben sonar a chino (que no a ruso).

  2. Marcelo dice:

    Cuando China era comunista para dejar ver que alguien dijo algo que no entendimos decíamos “me habló en chino” porque nos pintaban a China como una cosa que quedaba en otro planeta. Me pregunto que pasará en unos años cuando, gracias a la globalización y un comité olímpico que se hace de la vista gorda, hablar chino no sea tan raro. ¿”me habló en danés”? No tiene le mismo pegue.

    Tengo que preguntar: ¿por qué el énfasis en “hel” y “r”?

    @beto: no, mae, en serio… ponerse una camiseta del Che no es “saber” de comunismo, en el mejor caso es entender bien el rollo de la “libertad de empresa”.

  3. tetrabrik dice:

    cómo, yugoslavia no existe?

    🙂

  4. Julia Ardón dice:

    falta Chekoslovaquia y si lo ponemos local ” al paso camina el paso, hacia el poder popular, partido acción socialista, por él vamos a votar…”

    Ah…era cuando Manuel Mora era candidato a presidente de una cosa que se llamaba PASO.

    aaaaaaaaños ahhhhhhhhh

  5. Solentiname dice:

    Beto: una camiseta del Che en mi tiempo era algo nunca visto. Los libros del che se conseguían en compraventas y era uno: su diario en Bolivia. Me gustó esa comparación con los musulmanes.

    Marce: sí, ahora China es una cosa llena de cultura y gente simpática. No se habla de política con las visitas.

    Tetrabrik: Tampoco Checoslovaquia, hay un montón de países que terminan en -tán y algo que se llama Eslovenia. Yugoslavia es una de esas cosas de “formerly known as”. Una guerra de la que nadie se quiso enterar. Para más detalle, alquilar “The secret life of words”

    Julia: otro localismo: cuando “el pueblo unido jamás será vencido” era un anuncio rojo y negro y a mí me daba mucho miedo…

  6. Dean CóRnito dice:

    Sole, la de Miguel Mateos (¿si era de Miguel Mateos la canción, no?) sigue estando vigente, o por lo menos ahí tenemos a Ahmadinejad amenazando con apretar el botón por un lado, e insistiendo por otro que el programa nuclear es con fines pacíficos. My ass….

Y vos, ¿qué pensás?