Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

"Esto no duele"

No, si no me dolió. Para nada. Hace mucho tiempo que no le tengo miedo a los doctores ni a las agujas. Si lloré, es tal vez porque hace mucho necesitaba llorar así, sin amarras.

Fue además porque justo cuando estaba a punto de parar, de rejuntarme en una sola, vi a mi prima de repente sentada en la sala de espera y pensé, como siempre, en la falta que me hace Mimí y como en un día como hoy, que necesitaba llorar así, a mares, hubiera querido abrazarla y llorar y llorar y que ella me consolara como siempre, con su mano en mi cabeza, sin decirme nada más que lo que me decía a veces “Porqué estás triste, madrecita? Si es por un hombre, no hay ninguno que valga tus lágrimas”

Google+TwitterPinterestFacebook

2 gotas de lluvia en “"Esto no duele"”

  1. maya dice:

    Mi querida Sole… que cierto es eso de que a veces una tiene la necesidad de llorar… a veces sin razón…
    Una cajita de kleenex???
    Suerte en el viaje a Santiago…
    Un abrazo…

  2. YURÉ dice:

    A veces somos como globos: un pinchazo y todo se nos sale.

Y vos, ¿qué pensás?