Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Noticia clisé: sopa de muñecas

En el estado separatista de Escazú, al igual que en todos los cantones de este país, hay un Juzgado Mixto, donde aterrizan pensiones, violencias domésticas y contravenciones de los pobladores para que un juez con vocación de psiquiatra o de mártir, le de la razón a alguna de las partes.

Escondido entre las montañas de la zona y a escasos 600 metros del Country, el Juzgado Mixto se afinca en lo que hace unos años debió ser un chozón y hoy, gracias al desarrollo indiscriminado de condominios en la barrio es tan solo una casa grande que en su época debió ser bonita, pero que no tiene piscina, direct tv, aire acondicionado, perro chineado ni portón eléctrico o alarma.

Estos juzgados siempre parecen un mercado. Llegan señoras con niños en brazos, a los que hay que cambiar, alimentar y chinear mientras se hace fila. Comparten a los gritos sus duras experiencias maritales, toques, tiros y volados de su trámite y no es raro que se pongan a llorar al escuchar la historia de la compañera de desgracia o al contarle a alguno de los funcionarios judiciales el motivo de la visita. Se saben mejor que un abogado los códigos, las opciones y los procesos. Palabras como medidas de protección, audiencia, apremio corporal o apelación les son familiares. Se reconocen entre ellas, se saludan, reclaman cuando demoran mucho en atenderlas, y en general, aportan un bullicioso ambiente a lo que de otra manera sería un sobrio recinto judicial.

El otro día, por encargo, fui al Juzgado de Escazú. Así, a lo discriminatorio, pensé que me encontraría la misma fauna. Y no me equivoqué. La misma fauna estaba. Pero entre todas ellas, escondidas, haciendo fila como todo el mundo, sin privilegios, esperando en las mismas bancas duras, estaban también las otras.

Esta crianza de comemierda me permite distinguir, a la distancia, la ropa cara. Y había. Y también joyas de esas que salen en revistas y manos producto de manicurista y zapatos que valen el salario mensual de una persona. Y afuera, carros del año, como de anuncio. Y las dueñas con anteojos gigantes, redondos, negros, versiones gallopintas de una muy digna Jackie Onassis, envueltas en un halo de perfume caro, en el mismo Juzgado que las señoras sencillas, que las nicaragüenses, que las empleadas.

Con voces pequeñas, piden firmar con su Mont Blanc los apremios corporales por que el señor gerente de multinacional no le da la gana depositarle lo de los chiquitos y entonces no parece tan lejano esa noción de morirse de hambre. Se despintan con delicadeza la base clinique para mostrar un moretón de la discusión de anoche y preguntan si sirve una constancia del médico privado porque no quieren ir a Medicina Forense. Se secan las lágrimas de humillación al relatar, desde una silla de escuela ante el mostrador, sin la privacidad de la mansión, qué le dijo, cómo la golpeó, qué fue lo que pasó y se incomodan cuando les piden detalles. Se quieren morir de vergüenza y por vergüenza no hablan con nadie. Están más desinformadas que todas, porque ni siquiera les alcanza para un abogado. Y están solas. Su presencia de patronas, en cualquiera de sus variaciones, deja muda a la canalla. Y entonces se escuchan más fuertes sus cuitas, en esa forma de hablar tan propia, tan afectada.

En el Hospital Cima no vacunan contra la crueldad.

Google+TwitterPinterestFacebook

19 gotas de lluvia en “Noticia clisé: sopa de muñecas”

  1. Amareto dice:

    Muy bueno. ¿Cómo hace uno para meterle eso en la cabeza a todo ese montón de chiquitas que sueñan con el chozón, el chuzo y el papudo a la par, porque solo así se van a sentir realizadas? Aunque después tengan que pagar así la factura…

  2. marcelo dice:

    O sea, ¿en la república independiente tienen las doñas tienen los mismos problemas pero su malacrianza las hace poner el quedirán antes que las ganas de poner al marido en su lugar?

    ¿O es que acumulan moretes como quien acumula calcas de cadena de comida rápida para cuando tengan quince poder reclamar casa, carro, bote, chalet, pensión y amante?

  3. Sirena dice:

    ¡Qué triste post Sole! Es tan triste ver cómo en ciertos grupos ya no hay solidaridad posible porque hay que guardar la imagen… ¿dónde están las amigas de esas mujeres? No digo que a las otras les vaya mejor pero al menos pueden comunicarse y hay algo de “le pasa a cualquiera”.

  4. Julia Ardón dice:

    El dolor cuando es dolor es el mismo, aunque tenga otro vestuario y otra escenografía. Me lo dijo una amiga, linda, famosa, con una profesión de prestigio que vivió lo mismo. Me lo dijo llorando.

  5. furia dice:

    los ricos también lloran…
    Lo que realmente jode, Sole, es que estas señoras, que tienen más posibilidades de sobrevivir que las otras – primero porque don Machomán jamás las mataría de su mano y segundo porque con suerte le pueden alzar algo de plata al mae y jalar- son las que más desperdician oportunidades de denunciar y prefieren quedarse calladas y moreteadas en su chozón de Sta. Ana que dejar ese círculo de apariencias y salir a la calle a jugársela como cualquier otro ser humano…

  6. Solentiname dice:

    Amareto: creo que ellas creen que no van a tener que pagar ninguna factura. Es impresionante las caras de aquellas que ven la realidad de repente.

    Marcelo: El qué dirán las amarran, por eso coleccionan moretes.

    Sirena: lo peor, creo yo, es eso, su soledad. no se rebajan a pedir compañía o apoyo.

    Julia: No lo dudo que el dolor sea el mismo, pero creo que jamás se esperaban que algo así les podía pasar.

    Furia: El machomán no se ensucia las manos, pero encarga a otros que se las ensucien. Lo sorprendente es que muchas de ellas muy rápido se acomodan a la condición de víctima y en su mundo, la pasan mal tratando de disimular que aun tienen lo que perdieron. Pero sí, es posible que tengan mucho mejor chance que las otras.

  7. Maria dice:

    No se, la realidad de la agresión contra la mujer, no solo es triste, sino lamentable. No creo que las mujeres con mayor privilegio no denuncien más, muchos de ustedes las pintan como las chicas florero, y algunas son profesionales de éxito o de plata por si mismas y no por el “jaretazo”. Denuncian igual, lloran igual, se las acomodan igual. Pero el machoman, tiene amigos y amigas que lo protegen y el psicología de la víctima es muy jodida, no importa la clase, siempre se sienten culpables, piensan en sus hijos, no sólo en el estatus que perderían.

  8. Julia Ardón dice:

    No lo creo, Sole. Muchos papás, tíos, abuelos, amigos de los papás, etc…han violado en casas “pudientes”, y muchos papás han maltratado y pegado a sus hijas…en casas “pudientes”, igual que el amor de verdad ha florecido muchas veces y ha crecido en hogares con congojas económicas. Ese es otro de los mitos que hay que romper, que la violencia de este tipo se da más entre los pobres. No es cierto. Es igual, porque tiene su origen en el patriarcado que empuja a los hombres a canalizar todas sus frustaciones y dolores a través del enojo y la violencia…

    Es una cosa más grande que cosa de clases sociales, es más antigua…
    y por eso más difícil de cambiar, aunque por dicha al menos, ya hablamos de estas cosas.

    Nadie sabe del dolor ajeno, ojalá no juzgáramos. Mucha gente con pocos ingresos es mucho más felíz y digna que otra con muchas cosas alrededor. Creer que tiene una mejor vida quien tiene más plata es otro de los mitos que nos aleja de la verdad que está dentro de nosotros mismos.

    ¿ Ser o Tener?
    Esa es la cosa.

  9. Solentiname dice:

    Quiero aclarar algo:

    El post se llama noticia clisé porque a mí me parece increíble que ya en este país a nadie le importe si golpean a una mujer o a un niño o a cualquier otra persona más débil

    Nunca he demeritado el dolor ajeno. Sé que la violencia doméstica pasa las fronteras sociales y que es más frecuente de lo que uno supone.

    Lo que impacta de este Juzgado es la diferencia con otros juzgados del país. No dudo que estas señoras también sufran con esas situaciones.

    Me impresiona que prefieran mantener el carro caro que venderlo y buscarse un buen abogado que las defienda del malparido del esposo que las golpea o que se niega a mantener a sus hijos.

    Me impresiona que sus pensiones son para mantener un nivel de vida de alto lujo, que aun con ese golpe de la realidad se niegan a considerarse parte del mundo real.

    Me impresiona su soledad, que no se las tapa ni la ropa cara ni el maquillaje exótico. Me impresiona que no hablan con nadie porque además del dolor les moritifica la vergüenza de hacer fila en un juzgado como cualquier mortal.

    Hay excepciones, hay historias dolorosas y reales, pero yo no hablaba de esas. Hablaba de las que vi en el Juzgado Mixto, de esas que necesitan recordar que son seres humanos.

  10. Madrigoloide dice:

    Bueno como dice una pésima canción que no se porque recuerdo “antes muerta que sencilla”.
    Parece que el estatus es mas importante que otra cosa, no me importa ser agredida si tengo un auto de año, casi se puede decir que es un vicio.
    Saludos.

  11. Buitre Desahuciado dice:

    No importa la plata, a todos, a cualquiera le puede pasar.

  12. roche dice:

    LOL@marcelo eso de 15 moretes por carro esta agriamente divertido, yo pensé que era el sindrome por querer parecerse a pitufina por ver tanta tele.

    “Me impresiona su soledad, que no se las tapa ni la ropa cara ni el maquillaje exótico. Me impresiona que no hablan con nadie porque además del dolor les moritifica la vergüenza de hacer fila en un juzgado como cualquier mortal.”

    Hahahaha .., si si recuerdo lo gustosa, solidaria y la sonrisa internacionalista con que iba mi Madre de Clase media baja al juzgado …

    En fin cada quien con sus sueños de opio de humanidades pa eso son los blogs !!!

  13. Maria dice:

    Siento como que se ha mitificado lo que es Escazú y Santa Ana, si bien es cierto ahi vive gente de mucho poder adquisitivo, tambien hay gente que llego con base a esfuerzo a obtener lo que tienen, y no todas esas señoras “ricas” le tenen al que diran o a la pérdida de estatus, la psicología de la agresión no es tan fácil, es un juego de poder, de dominación y de manipulación más profundo, que el miedo de perder el BMW o el MB. Si fuera eso, esas mujeres se consiguen un abogado o abogada de traba y dejan al agresor sin el último cinco; pero eso no es…estas mujeres son víctimas de agresión, de la incomprensión de la gente que cree que no salen del círculo precisamente por no perder el estatus y de la gente que las ve diferentes, incluso hasta con alegría de que a alguien así le pase eso. En resumen hasta víctimas del resentimiento social son.

    Se los escribo con conocimiento de causa, no porque este en el círculo de las agredidad en carne propia, pero si he tenido que trabajar con ellas y sus hijoas en sus fases criticas de agresión y recuperación.

  14. analu dice:

    Pucha, es que es complicado… es como todo, juzgamos a priori sin saber nunca como reaccionaríamos nosotros estando en esa posición.

    Yo critico también porque tengo relativamente cercana una situación así, que no entienden que ya no están en esa posición de privilegio y que por bajar su status economico y social no vá a pasar nada, no se van a morir, no van a dejar de vivir.
    Yo pienso que uno vive más felíz aceptando lo que tiene y sobre todo lo que no tiene y en lo que no tiene que pasar congojas para obtener porque no vale la pena.

    Pero muchas de esas mujeres son producto de años de educación al respecto, de ver ejemplos, es complicado para ellas salirse del cubo del que están… como es complicado cuando pasa a la inversa también.

    Igualmente, pasar la situación de abandono y maltrato es lo suficientemente duro, doblemente supongo que será dejar ir las cosas a las que se está acostumbrado, para la gente de menos ingresos supongo que la cosa no cambia tanto, estamos acostumbrados a trabajar y hacer maravillas con la plata.

    Es diferente, muy diferente, y si, quizá nadie nunca las previno de que eso podía pasar.

  15. analu dice:

    Ah, y muy de acuerdo con lo que dice María, muchísima gente de esas que están “arriba” lo hicieron en base a esfuerzos, a trabajo, y si… las califican más duro por ese “poder” y además se alegran muchos de su mal.

  16. Heriberto dice:

    Los ricos también lloran, suscribo lo de Furia.

    Existe una profesión relativamente nueva en este país que es el de la “esposa trofeo”; esto es el hombre, que luego de alcanzar muchas posesiones materiales, decide llenar entonces otra casilla de la jerarquía de sus necesidades con una esposa joven y guapa, que accede gustosa a cambio de la “Beca 12 Plus”; se podría suponer que algunas de las que, desorientadas, esperaban en la fila del Juzgado podrían ser a quienes este particular contrato -que es ley entre las partes- les salió chueco.

  17. Valen dice:

    Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.
    Eso me bastó para amar tu blog…
    Seguiré visitándote,

  18. Humo en tus ojos dice:

    Terriblemente se dan estas cosas y estas soledades… me recordaste muchas historias tristìsimas que ví en aquella fuchi escuela y me diero unas ganas enormes de llevarles este post con todos los comentarios…

  19. tetrabrik dice:

    dnd te juistes?

Y vos, ¿qué pensás?