Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Reacciones

Esta ha sido un inicio de semana movido.

Primera
Ayer lunes, a primeras horas, reviso el vicio ese que es el correo del brete y me encuentro con un mail de la Flo que decía, muy serio: Urgente!.

Me quedé helada antes de abrirlo, porque pensé lo peor. Vi que eran apenas las seis de la mañana y pensé en la lista de males que podían haberle ocurrido, mínimo un allanamiento con fuerzas especiales del OIJ, Fiscalísimo General incluido y la necesidad imperiosa de un abogado con experiencia en lidiar con los gorilas del estado. Me enojé con Flo por enviarme un correo que quién sabe a qué horas hubiera visto en lugar de llamarme directo: esunrelajounabarbaridáparaquesirvenlosteléfonosinoesparaurgencias…

Me armé de valor, respiré hondo y lo abrí. Decía:

Urgente! Tenés que ver lo que puso Quinto

Y a pesar de que era solo Times New Roman en la pantallita blanca, pude ver que la Flo estaba en una tembladera, ahogándose de la hiperventilación, buscando alguien que la soplara y recogiendo uno a uno los pétalos que se le cayeron, unos de la vergüenza de verse dedicada de poema y otros en la carrera de avisarnos a las demás.

Sobra decir que le hice caso ipsofacto.

Segunda
Me llama mi amigo Otrova o yo lo llamo a él. Ya ni sé quién llamó a quién porque como pasamos en esa jodedera da igual. Nos damos cuenta a fin de mes cuando nos llega el cobro del celular. Le explico muy seria lo ocurrido, me pide un momentico, se escucha el clic-clic de la revisada y me dice:

“Puta…”- (Nota de Sole: No es que Otrova me diga Puta, ni de descripción, ni de insulto, ni siquiera de cariño. Es que igual que yo es malhabladito y así suele iniciar sus frases, “Puta”. Continúo)– “Necesito aire. Pero, pero ese mae te conoce?”

“Di NO! Cómo me va a conocer si no pudo llegar a aquel sueño, AH?”

“Diay es que parece…”

“MAE! En qué parece? Ah? En QUE? No leíste el poema? Cómo podés decir que parece que me conociera, ah?” (Nota de Sole: usualmente no uso el mae. Solo cuando me frikeo. Ahí me disculpan).

“Es que fijate bien… el mae hasta sabe que sos rezongona y altanera…”

Nos quedamos en silencio.

“Será que nos está proponiendo un menage a four?” (Nota de Sole: Esta presunción la destrozó Quinto en un comment diciendo que no, que era simple agradecimiento. Otra vez será)

La cosa para hacer corto el cuento es que concluimos en que más que lindo, el poema entra en la categoría de los sabros, el más carnal, el más… como dijo Otrova: jíjole!. Elaboramos también de cómo llegó el Quinto al descubrimiento de lo del sadomasoquismo ajeno, pero esa es otra historia que no procede contar en este momento.

Tercera
Yo lo leí y me reí como una estúpida. Y me pasé el día de tan excelente humor, sonriéndole al mundo, contando mis chistorestes, haciéndome la graciosa, saludando a los extraños, simpaticona, tolerante y agradable, con empuje para el brete, acomodé mi oficina, le di el día libre a la asistente. O sea, hasta terapéutica la cosa. Improvisé en forma brillante y audaz en el programa de TV, hablé como si toda la vida me hubieran filmado y para hacer el pase a la sección de poesía, me rajé a decir, en vivo, lo siguiente:


Hoy, justamente hoy, me contó un poeta que hay placeres que le están vedados a los mortales. Por suerte la poesía no es uno de ellos.

Mi amigo M llegó a la conclusión que ayer fue uno de esos días en que yo ando con mi ánimo de muppet que se distingue apenas de la manía por la condición de insoportable. Y me decía: Decime qué te pasó hoy. Pero decime. Nada, nada. No me estás diciendo la verdad. Decime. Y yo: Nada, que nada.

Ahora, sentada frente a la compu que reemplazó a la fallecida y atacó mi bolsillo sin piedad (cuándo irán a inventar las compus piratas, cuándo?) veo alrededor de mi cálida oficina, la que tengo en el kinder y calculo cómo se verá enmarcado, este cuadro que me dedicó un pintor que solo conozco en trazos.

A Sole
Vos sos la amante ingrata.

¿Qué es tu vara,
altanera,
qué es eso,
esa belleza
tan impropia
de las mortales?
¡Ingrata!
Y lo peor,
lo sabés
y ése es tu estandarte,
junto a la lengua afilada
y al empuje de Atenea.
Amada,
dejate desnudar,
no soporto más esta espera,
este crujir de dientes
que es el verte
y no tocarte,
rasgarte de un beso,
entrar en vos como una lanza
y darte a conocer
lo que está vedado
a los mortales.

A Quintu: Graziaz sonrojadas!

Google+TwitterPinterestFacebook

6 gotas de lluvia en “Reacciones”

  1. ilana dice:

    Sole… menage a cuatro? mmmm. (que hable mi silencio;) si se lo propones a Quinto, no creo que lo rechace así nada más…
    Tuve una reacción muy similar, pero tuve que escribirle un poema de regreso ya que me dio la palabra… hijole… no es que nadie me haya dedicado algo antes, (tan bello y tan de gratis, posiblemente no) pero cómo es que escribiéndonos poemas a las tres no provocó en lo más mínimo celos? maestral, digo yo…
    sonreí más, y hasta un alumno mío (un señor de 50 años) me dice al final de la clase “Excelente instrucción! Es que, no sé… tienes una libertad… es algo, eres muy joven, pero tienes un aire de libertad tan curioso…” O sea, me contagió el Quinto de no sé qué… pero algo definitivamente bueno…

  2. Solentiname dice:

    No veo porqué celos. Nadie discute que el que me dedicó a mí fue el mejor. Jejejejejejeje! 😉

  3. Floriella dice:

    ja ja ja, pues parece que fuimos tres las que anduvimos con cara y sonrisa de bobas todo el dia despues de la susodicha dedicatoria… Y a mi no se me ha pasado el “rush”!

  4. tugocr dice:

    La cago el tipo (de buena manera) al menos a im me quito toda inspiracion por temor de que ya el nivel subio mas alto.

  5. Otrova Gomas dice:

    Sole, qué es esa vara de andar difamándome? Yo nunca uso ese vocabulario, por la gran puta! ;-D

    La verdad, genial el Quintu, como siempre. Ya se a quién voy a llamar cuando te encuentre “feeling blue”.

  6. el quinto jinete dice:

    Pues nunca me imaginé que te fuera gustar tanto, me agrada sobremanera que yo haya podido crear algo que te alegrara el día; como ya dije, era un pequeño gesto para agradecerte que te tomés la molestia de darte una vuelta por allá para leer lo que escribe este sirviente, digo servidor…

    Mènage a quatre… estimuladora idea, pero que va, no soy tan ambicioso. Aunque pensándolo bien, nunca se puede decir de esta agua no he de beber, je, je.

    Y ya hablando totalmente en serio, con mucho gusto, Sole. Un abrazo.

Y vos, ¿qué pensás?