Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Día Mundial del Ambiente

Esta es una canción bellísima de Roberto Carlos. Curiosamente, muchas mujeres relatan que esta canción es sobre el aborto, no sobre el ambiente.

Es impresionante lo que hacen los simbolismos del lenguaje. Supongo que frases como “cómo es posible que soporte tu conciencia” “rojo derramado” “aguas manchadas” “no dejar nacer la vida que surgió” “harpón” “una vida sin hogar seguro” “tus nietos te preguntarán”, “responderás con el silencio”, “en sus últimos momentos”, “una forma de amor”, “solo pide su existencia en el futuro” “Cambia de rumbo y cambia tus sentimientos” etc, te evoquen algo como un aborto.

Estas mujeres no escuchan las frases de ballenas, mares, libros, o cualquier otra cosa. El lenguaje es algo más poderoso de lo que uno calcula. El lenguaje convence, se hace parte de uno mismo.

Para generaciones como la mía, que crecimos en una época donde el agua era un recurso inagotable y solo los locos reciclaban y que jamás esperamos ver cambiar el clima o ver deshacerse a los glaciares; esa interiorización del lenguaje y su traducción en acciones concretas es ya un tema de sobreviviencia.

Recicle, use bolsa de tela para ir al super, evite que cada cosa que compre se la den envuelta en plástico, reuse sus botellas de agua, use bombillos espirales (hay unos que no dan la sensación de morgue), no deje el tubo abierto cuando se lava los dientes, cómprele a las empresas que usan empaques biodegrabales o que son dolphin friendly. Apoye a las organizaciones ecologistas serías, pero no con una camiseta, con una forma de actuar. Organice a su oficina para que hagan lo mismo.

No es solo por las ballenas. Es por nosotros mismos.

Google+TwitterPinterestFacebook

Una gota de lluvia en “Día Mundial del Ambiente”

  1. beto dice:

    Aaaaamén.

    Una de las cosas que me impresionaron de estar hace unas semanas en California es que en los super no te dan bolsas plásticas, sino de papel y que tienen impreso a gran tamaño “REUSABLE” y “RECYCLABLE”, y que al menos en el barrio donde me quedé todas las casas tienen (por ley, me imagino) un juego de contenedores para separar la basura. Parecían estar a años luz de nosotros. :S

Y vos, ¿qué pensás?