Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Crujir de dientes

Llegó la cuenta del celular a todos los que apoyamos a María José. El inmediatismo tiene el efecto secundario de no pensar el recibo de fin de mes cuando uno testea como loco. Llevado a escala, es como el sentimiento de saberse premiada de embarazo no deseado de algún polvo que ni siquiera valió la pena y del que normalmente se habría una arrepentido. Es un precio muy caro por algo que ni llegó a ser un gustazo. Apenas un momento de histeria patriota, colectiva, consumista e instigada.

Diez días de andar mostrándole los calzonillos a más hombres en una semana de los que habría imaginado en mis peores delirios promiscuos, porque cuando a uno le duele la patita izquierda, no basta con quitarse la media: Hay que deschingarse de la cintura para abajo, sin batita, e ir preparado con lo mejor de la gaveta. La medicina privada no está libre de las quejas que uno tiene para la Caja y después de todo lo que ha pasado, empiezo a considerar si debería intentar con medicina que no sea de hombre blanco.

Mi jefe está ceñido en que yo rectifique mis equivocados pasos, logre ver la luz y me arrepienta de mis errores. Me manda casi a diario artículos reburricanos y conservadores que dicen cosas como que el hecho que una mujer mediocre y bruta sea candidata a la vicepresidencia es un triunfo del feminismo, porque demuestra que la verdadera igualdad es cuando una mujer no necesita ser brillante ni mejor que un hombre para aspirar a la vicepresidencia y hasta puede rajar al descaro de tener la cabeza más densa que una Barbie. El no ve que en realidad, Palin es una señal de los tiempos que vivimos y la prueba viviente del triunfo de la decadencia y de un sistema podrido que ha convertido a sus ciudadanos en ignorantes. Yo le devuelvo la gentileza bombardeándolo con mis artículos musulmanoterroristasocialistas que apoyan a Obama. Ni me contesta.

Google+TwitterPinterestFacebook

5 gotas de lluvia en “Crujir de dientes”

  1. itzpapalotl dice:

    Probá con el Ayurveda, no sirve para un carajo pero es más entretenido. Ah, y pensá en la maravilla que sería que ganara el islamosocialista, si sólo para restregárselo en la carota a esos que de repente se volvieron muy “feministas”.

  2. cristian dice:

    Soy el único al que le pasa esto: uno viene, lee, le encanta lo que lee, pero no tiene nada concreto que decir, más allá de “estuve aquí, y fue un gusto”.
    Hay gente que ni se manifiesta.
    Que se yo.

  3. Humo en tus ojos dice:

    1. ¿qué le pasó a tu pata?… sana sana patita de Sole…
    2. ¿Flores de Bach? Se hacen conjeturas graciosas, y a la larga también, útiles…
    3. Mientras tanto, será comer uñas, a mí me asusta el fantasma del casi casi (y es que sabiendo que los fantasmas no existen y que los que asustan están vivos…)

  4. TicoExpat dice:

    Le recomiendo el paisano acupunturista en Curri -por la POPs, si es que todavia ta ahi.

    Hay un par de compas que practican medicina china en CR, en Guadalupe si le queda mas cerca.

    Palin feminista? WAAAwwaawawaw…

  5. Caro Flores dice:

    Se me olvidó preguntarte ¡es la pierna izquierda la que duele? 😉

Y vos, ¿qué pensás?