Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Nachricthen

Die Deutsche Bundesregierung hat mir gesagt dass ich doch Deustch gelernt habe! Deshalb bin ich eine Grundstuffesprecherin. Natürlich freue ich mich darüber.

O sea, pasé el examen! Ya puedo pedir coca lai en otro idioma: Koka lei, bitte!

Google+TwitterPinterestFacebook

6 gotas de lluvia en “Nachricthen”

  1. furia dice:

    se ganó un queque con lustre de clara 🙂

  2. Marcelo dice:

    Glückwünsche! Du hast es Dir verdient!

  3. Solentiname dice:

    Furia: vua meterme en mandarín a ver si me gano el relleno de dulce de leche.

    Marcelo: Danke! pero te noto un poquín desactualizado con las reglas gramaticales, jejejejeje

  4. Dean CóRnito dice:

    No entendí un carajo, pero mientras no te pase las de JF Kennedy, en su famoso discurso al pie del Muro de Berlín (Ich bin eine berliner), creo que todo estará bien.

    Saludos,

  5. Sirena de pie dice:

    Jajajaja qué risa Dean yo pensé que sólo Bush y Pacheco decían esas idioteces…

    Sole, yo llegué hasta el Mittelstuffe 8 y nunca hice exámenes, ve qué babosa soy… y sí, aprendí con las reglas anteriores… buuuuuhhh

  6. Solentiname dice:

    Sirena: M8! wow… tendremos que hablarlo para darle mantenimiento. Esa frase de JFK es famosa. Lo que dijo fue “Ich bin auch ein berliner” a los pies del muro, a los pocos días de su construcción. Fue la frase de cierre de un discurso muy emotivo. Los puristas dicen que no tiene problemas gramaticales, pero que habria sido mejor que le quitara el “ein”. La leyenda urbana es que, por no quitarle el ein, la frase se traduce como soy un berlinés, y en muchos países, el berlinés o berlín es un pastel relleno de crema pastelera o jalea.

Y vos, ¿qué pensás?