Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

No voy. Me llevan. Parte I.

En media reunión, el cliente me dice que si voy con ellos a Mayami. Digo que diay, que si me necesitan, sí. Dos minutos después tengo boleto, hotel, impuestos pagos y recomendación de no llevar líquidos en el equipaje de mano.

El cliente, que tiene antecedentes de interrumpir reuniones con abogados hot shot para irnos todos en el carro alquilado de shopin’, me ofrece irme en el vuelo de la mañana, más temprano, sola, eso sí, para aprovechar y desplumar mi billetera en la colección de verano o en un K-mart.

Rechazo el ofrecimiento por aquello que en el aeropuerto me confundan con el señor Fiscal General de la República de Costa Rica, a pesar de las diferencias obvias (no solo de estatura) y me detengan, digo retengan injustificadamente. Ante semejante cosa, al menos en grupo, puede que alguien me llame a la cordura y evite que haga yo una escena.

No es el único rechazo.

El cliente ofrece compartir su habitación en caso que no haya reservación por hacerlo todo a la carrera. Observo y callo. Todo pareciera indicar que es un Patán wannabe, picado porque cree que me las sé de todas, todas. Ya me encargaré de dejarle saber que Papi es Papi y que como Dios, solo hay uno: el verdadero.

Aclaro que no es que me crea un culazo, ni mucho menos. Reconozco que por unas librillas adicionales, me descubrí ayer en el espejo un traste digno del Tropicana, pero eso es otro cuento. A lo que estaba: Es que, al parecer, hay gente que como el Patán, reacciona en automático. La pulsean con cualquier cosa que use enaguas y si pegan, pues ahí ven si apechugan o si salen huyendo.

Voy y vengo al día siguiente, encerrada en reuniones. Mimí diría que lo cuento por ridícula y fachenta y le explicaría al público imaginario que pareciera que me hubieran parido en un avión a juzgar por mi contentera por cualquier mierda de estas.

Google+TwitterPinterestFacebook

9 gotas de lluvia en “No voy. Me llevan. Parte I.”

  1. ilana dice:

    jiji… pos, a trabajar nomás 🙂

  2. Anonymous dice:

    Me encanta leerte, pero… ¡joder, cómo me cuesta entenderte! ¿Será cosa de la diferencia generacional, de los quilómetros que nos separan o de qué? A lo del Patán wannabe ya he llegado, gracias a Wikipedia. Explícame ahora lo que es un “traste”. ¿Tiene algo que ver con guitarras?

  3. Eudesc dice:

    Lo de anónimo no ha sido por voluntad propia. Llámame Eudesc. Patán Wannabe Eudesc.

  4. Solentiname dice:

    Eusedec: bienvenido! será que escribo en una mezcla de costarricense-espanglish?

    Traste viene de trasto, como cacharro de cocina. Traste se le dice en Costa Rica en la generación de mi mamá, a lo que castizamente llamaríamos culo.

  5. Solentiname dice:

    Se me olvidaba comentarte que, como me encanta la lingüística, ofrecemos servicios e traducción al español estandar.

    Y que mi abuela me hubiera vuelto la boca alrevés por usar palabras como culo, que en mi país son impropias para una señorita!

  6. Eudesc dice:

    Gracias por la explicación. Te cuento: es que por la parte donde yo me he criado a lo de atrás se le llama -entre tantas otras, ya sabes- pandero y traste o trasto a lo de delante.

    Por ejemplo, son sinónimos la locuciones “irse algo al traste” e “irse al carajo”.

    Lo del servicio de traducción normalizada me va muy bien. Mi agradecimiento eterno. Recurriré a él de tanto en tanto con tu amable permiso ya que, por mí, casi podrías publicarlo directamente en columnas paralelas.

    Y hablando de lingüística, de culos y bofetadas. Nunca he entendido por qué para referirnos a la misma parte del cuerpo se pueden usar unas palabras (llamadas eufemismos) y no otras (que deberían llamarse cacofemismos, pero que se llaman tacos). ¿Tienes opinión formada?

  7. Solentiname dice:

    Eudesc: Si escribiera a dos columnas dudo mucho que pudiera mantener lo que sea que tiene lo que escribo. Pero no hay problema con las traducciones. Me encanta hacerlas.

    Aquí podrás encontrar algunas de mis divagaciones sobre el tema de tu duda:

    http://anchasalamedas.blogspot.com/2007/07/para-el-grupo-de-tesis-i-o-de-cmo-sole.html

    http://anchasalamedas.blogspot.com/2007/07/para-el-grupo-de-tesis-ii-o-de-cmo-sole.html

  8. Dean CóRnito dice:

    Me he reído con el post… pero más con el intercambio con Eudesc. Y eso que se supone hablamos el mismo idioma.

    Por cierto, ya estáis de regreso? Por ahí te mandé un mail…

  9. no sé quién dice:

    Va aquí el lugar más común de todos los lugares comunes: En Rayuela, cuando Rocamadour se ponía furioso cuando la Maga le cambiaba las mantillas o lo que putas fuera, Cortázar lo describe como que “a Rocamadour no le gustaba que le anduvieran por el traste” o algo parecido.

    Me da pereza ir a buscar la cita exacta, pero yo nunca había visto esa palabra refiriéndose a “eso”, y lo primero que pensé fue “el culo”. Me reí como un desquiciado.

Y vos, ¿qué pensás?