Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Reflexiones sobre el exilio

El exilio es un país enorme: “Matile Urrutia partió al exilio”, “Mi padre se vio afectado y tuvimos que irnos al exilio”, “Mi tío salió al exilio”, “Estuvo muchos años en el exilio”

Cuando uno pregunta dónde, se da cuenta que en exilio, los barrios tienen nombres de países “México, Venezuela, Ecuador, Brasil, Costa Rica, Dinamarca”.

El regreso, en cambio, tiene un solo nombre: Chilito.

Google+TwitterPinterestFacebook

3 gotas de lluvia en “Reflexiones sobre el exilio”

  1. Julia Ardón dice:

    qué hermoso que te salió. Sole. Felíz año Nuevo!

    Ha sido bueno estarte leyendo en el 2007.

    Cariños

  2. Libertad dice:

    En otras latitudes se llama Montevideito o Buenos Aires del alma… para los menos afortunados a veces en vez de casa es desexilio, que lo diga Benedetti.

  3. tugo dice:

    Mis padres ya están por allá. si te leen capaz que no se des-regresan.

Y vos, ¿qué pensás?