Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

En defensa del ateísmo

Dice la Caquela que la Jimena la quiere llevar a misa “Yo no creo en nada de eso. Con todo lo que me ha pasado, cómo quieres que crea? La muerte de mi marido, criar sola a los niños, el terremoto de Valdivia en el 68 y luego, cuando finalmente todo estaba bien, mis dos hijos casados, todos felices en Santiago, se viene el golpe y mi hijo menor torturado y un hijo para un lado y el otro para el otro y el chico que aun no regresa y tanto amigo desaparecido, detenido, muerto. Cómo quieren que crea?”

“No crea no más, Caquela. No crea”

Google+TwitterPinterestFacebook

Una gota de lluvia en “En defensa del ateísmo”

  1. Tugo dice:

    Palabras de peso

Y vos, ¿qué pensás?