Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Hay días…

Hay días en que Fuser se siente como yo. O yo me siento como él. Entonces pienso que seguramente estoy proyectando, que Fuser probablemente es más feliz de lo que me imagino y que muchos otros perritos. Que no se deprime, que no se frustra, que no se aburre. Que a él le basta cualquier animalito de peluche que haga “squeak“. Que la razón dice que los animales no tienen emociones humanas. O sí?

Google+TwitterPinterestFacebook

9 gotas de lluvia en “Hay días…”

  1. Julia Ardón dice:

    jajjaja…qué foto!!!
    buenísima.

  2. Bandidocr dice:

    Que mono el Fuser…parece tan humano

  3. Humo en tus ojos dice:

    Yo que la razón dice que los humanos tenemos emociones animales, pero claro, a casi nadie le gusta recordar que somos un animal, un simio sin cola que aprendió a hablar y -se supone- a ser un ser razonable.

    Precioso el Fuser

  4. Caro dice:

    Pero que pensativo que se el perrito!

  5. furia dice:

    insisto… Fúser es un rico.

  6. www.lafotosaliomovida.com dice:

    Ay el Fuser, para darle apapachos

  7. Nayuribe dice:

    Mi hija amaria este perro

    Claro que tienen emociones, o que es cuando ve llegar a su compañero de casa, mueve la cola y se te va encima vamos si eso no son emociones QUE lo es?

    Tiene más emociones que mi peor es nada, se los digo yo….

  8. YURÉ dice:

    ¿Emociones o sentimientos?//
    // Dos meses atrás, a uno de mis perros (el Che) hubo de practicársele una periodoncia, para la cual fue necesario anestesiarle desde la boca hasta los huesitos que entierra por todo el patio. Entre las posibles complicaciones posteriores a la cirugía, de las que nos previno el veterinario, estaba la depresión. Y, por supuesto, el peor de los miedos fue el primero en cristalizarse: advertido por los ladridos del Maje (mi otro perrito, que es una especie de soplón) salí al patio y en una esquinita, mirando la cerca, envuelto en lágrimas, gimoteaba compulsivamente el Che.
    Hasta cierto punto, los antidepresivos que después le recetaron pudieron calmarle. Pero ahora duerme todo el día, no juega, ni dice una sola palabra. Una verdadera lástima, con lo buen parlanchín que solía ser.

  9. Solentiname dice:

    Julia: en la familia siempre hemos sido hermosos! 😉

    Bandido: bienvenido, long time no see…

    Humo: Los animales nos ponen en jaque… sobre todo si uno termina aceptando sus sentimientos e inmediatamente celebra chuleta en mano.

    Caro: lo impresionante sería saber qué piensa.

    Furia: le diré a Fusercito que la Tía Furia quiere decir lindo, divino y que el piropo carece de connotación sexapilosa. Aunque pensándolo bien, la versión humana de Fuser sería un monumento. Amariconadón y chineado y mamitas, pero monumento.

    Foto: si te conoce, hasta se pone de panza.

    Nayuribe: en la familia siempre hemos sido amorosos. Yo “converso” con mi perro, le gruño y él me gruñe de vuelta.

    Yuré: el Che y el Maje… me ha conmovido la triste historia de la operación y te agradezco (no sé si a vos o a tu mujer) que hayan hecho la inversión en lugar de decisiones más crudas y soporíferas. Yo veo al Fuser llorar y de una vez me tomo el valium antes del surmenage.

Y vos, ¿qué pensás?