Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Post 15

Conforme fueron llegando a la plaza, los requisaron, como si fueran delincuentes. Había una sola entrada. La policía, armada, acordonó la plaza. En Tlatelolco, en la historia, en América, esa siempre es la antesala de la matanza.

Cuando empezaron a llegar los ministros y la gente de gobierno, la gente se abalanzó, a insultarlos. “Vende patria” entre los gritos más frecuentes. Entonces para garantizarles que entraran tranquilos, sin ser atacados por las botellas y los paraguas que fueron requisados y suponiendo que superaran el acordonamiento, la policía forzó el ingreso de los caballos. No se sabe cuántos fueron golpeados. Sí se sabe que había mujeres y niños. Alguien después dijo que lo de los caballos se solucionaba con bolinchas y todos se van al suelo.
No hubo gas, pero si hubiera habido, alguien hubiera dicho que eso se arregla con limón o con vinagre en un pañuelo.

Al día siguiente, los periódicos no dijeron nada. La televisión tampoco. Hablaron solamente de estudiantes revoltosos y gritones y de un presidente diciendo ante una masa cautiva y atemorizada, acordonada y majada por caballos, que ese país estaba cautivo por su propio temor al cambio.

Eso no pasó en los setentas. Ni en la plaza del zócalo controlada por López Obrador. Ni en las manifestaciones chilenas del 11 de setiembre. Pasó, un día de la independencia, en el país gobernado por segunda ocasión por un Nobel de la Paz que se precia que llevamos 120 años de ininterrumpida democracia…

Google+TwitterPinterestFacebook

13 gotas de lluvia en “Post 15”

  1. djtopo dice:

    como lo escribí en mi blog, me da una pena ajena…

  2. Eduardo Mora dice:

    Nuestro país suele tener una memoria selectiva muy especial.
    Nadie recuerda que el Nóbel de la Paz en su primer año de gobierno de su primera administración, mandó a recetar palo y gas a los campesinos costarricenses que protestaban por su derecho a sembrar.
    Por supuesto en aquellos tiempos los medios de comunicacion hablaron muy bien del Gobierno que ponía orden a aquellos peligrosos alborotadores.

  3. marcelo dice:

    Puede ser psicosis, puede ser que no…

    … pero el ministerio de seguridad un día de estos inició gestiones para la compra de gases lacrimógenos.

    Y los múltiples recuentos del evento del 14 hablan de barricadas, policía montada, cuerpos especiales, requisas, encarcelados, …

  4. Romerix dice:

    Acerca de este tema, he leído posts en varios blogs y hay algo que no deja de darme vueltas en la cabeza…

    ni defiendo a Arias ni su presunta arrogancia, tampoco justifico la supuesta violencia de la policía, pero ¿porqué todo el mundo se da con una piedra con el pecho, cuando la policía estaba cumpliendo con su labor de mantener el orden? Me parece entonces que sí se justifica la actitud de los que le gritaron vulgaridades al presidente, a los que si les hubiera sido posible hubieran entrado al lugar donde se celebraba el acto del 14 de setiembre y hasta linchado a todo el poder ejecutivo por su apoyo a un tratado del que no viene al caso en este comentario decir si es bueno o es malo para el país. Pero si la policía actúa entonces es represión, militarización y no sé cuántos adjetivos más.

    Inclusoo si la policía no hubiera hecho nada y los manifestantes hubieran dado al traste con la celebración del 14 con cualquier desmadre entonces tampoco hubieran quedado bien por ineficientes.

    ¿Habrá forma de quedarle bien a alguien?

  5. Solentiname dice:

    djtopo: la pena es propia, no ajena. A todos nos debería dar pena permitir esas cosas.

    Vallo: obviamente los medios no han olvidado a quién hay que sobarle la leva.

    Marcelo: puede que sí o puede que no, pero se nota lo polarizado.

    Romerix: El tema no es que pongan orden. Es como lo ponen. No se requieren de goriladas para poner orden ni demostraciones de fuerza como el tema de los caballos, el acordonamiento o la requisa. Por ejemplo, en el estadio te requisan, acordonan áreas y sin embargo no queda la impresión de que estás en un micro momento fascista. Y si los estudiantes gritan entonces qué? tienen prohibido gritar? qué hace el presidente? los calla a palos o trata de sentarse con ellos a ver cómo está la cosa?

  6. Romerix dice:

    Sole, no creo que mi comentario llevara implícito algo como que los estudiantes no podían gritar. Por supuesto que pueden, pero así como vos decís que no se requieren goriladas para poner orden, igual pienso que tampoco se requieren matonadas ni improperios para manifestar nuestra inconformidad con algo. Ahora, ¿qué debía hacer Arias ese día, salir y tratar de razonar con esta gente? ¿Honestamente vos creés que hubiera podido?

  7. Solentiname dice:

    No, ese día no. Y yo tengo mis dudas de que todos los que van a gritar saben por lo que gritan o podrían sostener una discusión teórica y civilizada al respecto. Pero la soberbia que a veces exhibe el señor presidente tampoco ayuda… ni eso, ni creer que todo se resuelve a gritos, a paros o a trompadas en la calle. Para ambos lados es un retroceso.

  8. Buitre Desahuciado dice:

    *La soberbia del Señor Comendador es tal, que nunca en esta vida (ni en cuatro reencarnaciones) se habría bajado de su nube de Nóbel presidencial para discutir ni siquiera con el más comedido pensador que esté en su contra, a menos claro está, si eso le ayuda para alcanzar la silla de secretario general de la onu (que es lo que está buscando).

    *Concuerdo con Romerix, no se debe permitir que se irrespete a alguien por la simple gana de “improperiar” ni de jugar de intrépido. Pero al mismo tiempo concuerdo con Sole, no se debe lesionar físicamente ni en sus derechos y libertades a quien que busca dejarse oír. Y la verdad, es que está bueno que se siga al Señor Comendador en cuanto acto se aparezca para que sepa que hay una parte de la Encomienda de Costarrica que lo acepta pero no lo quiere, ya de por sí nos violentó a todos con una reelección inconstitucional.

  9. marcelo dice:

    Sí, ese día sí

    Lo de Arias es precisamente esa pendejada: “ay, hoy no porque me están viendo feo… ay, hoy tampoco porque me duele la uña… ay, hoy menos porque se me corre la crema antiarrugas”

    No, en serio.

    Un presidente tiene un grupo de manifestantes en la calle, siendo agredidos físicamente por su propio cuerpo especial de policía y ¿qué hace? Proceder a agredir verbalmente también. La majadería de Arias de “Costa Rica no quiere caminar hacia adelante” no es suficiente.

    Costa Rica no quiere caminar hacia adelante porque sus mediocres gobernantes siguen encasillados en la cantinela de “el pueblo no sabe lo que es mejor para el pueblo, nosotros en cambio sí sabemos lo que es mejor para ellos (en tanto nos dejen a nosotros seguir yendo de compras a la Yunai)”.

    Un líder no se hace en la urna. Un líder se hace trabajando, dando el ejemplo. Arias esta vez no tiene liderazgo, lo que tiene son cómplices.

  10. Gla´s dice:

    Yo solo digo algo: hay un momento para todo.

    Estoy a favor de expresar las distintas opiniones y perspectivas de las cuestiones que nos atañen a todos nosotros como DEMOCRACIA. Mas sin embargo, la celebración del 14 de setiembre por la noche se caracteriza por la presencia de niños con sus faroles, aprendiendo valores patrios que, esté como esté la cosa, y pase lo que pase, ellos son personas en formación, y nosotros -adultos- su ejemplo.
    Lo que me pongo a pensar es en los niños escolares, preescolares, etc, en los hombros de sus padres o sosteniendo su farol de casita, viendo sin comprender ese desorden colectivo, polícias requisando, caballos atropellando a más de uno, gritos, vociferaciones y expresiones de todo tipo, en una noche que para ellos es hasta mágica y especial -me consta-.

    Es solo la posición de una maestra. Hay un momento para todo, hasta para armar una protesta… si quieren me les uno, pero en un caso así no…

    muchas gracias!
    paz!

  11. Sirena dice:

    Yo prefiero mil veces que los niños vean el ejemplo de jóvenes protestando pacíficamente que el ejemplo de jóvenes que ni leen el periódico, ni asisten a marchas, no se enteran de nada o si se enteran hacen como que no es con ellos… y para empeorarlo todo, critican a los que no son como ellos. Las protestas se hacen cuando la gente las ve, no a las cuatro a.m. de un viernes santo.

  12. julia dice:

    El gobierno está soberbio y Arias no era todo oídos. Esa es la verdad.

    La rebeldía y el disenso han sido los móviles de los avances de la historia de la humanidad. Y las fuerzas del orden las de la represión. Acá no ha sido la excepción

  13. rigo dice:

    Ni OAS ni su seguridad tienen porqué obstaculizar la libertad de la gente para que proteste y diga lo que piensa.

    Si no le gusta tiene dos caminos: o no va a la actividad a pavonearse, o no sale de la casa u oficina.

    El hecho de que sea el presidente no le da prerrogativas legítimas sobre la libertad de expresión de otro ciudadano igual que él.

    Si no tenemos esto claro, estamos jodidos.

Y vos, ¿qué pensás?