Mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las anchas alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

Disclaimer

Siguiendo el ejemplo que en un reciente post me diera mi amigo Dean, y a la luz de los recientes eventos en los comments de “El informe” considero conveniente señalar:

Que yo, SOLENTINAME, en ejercicio de todas mis facultades mentales formalmente declaro que los escritos que se incluyen en este blog no siempre corresponden a la vida, real, actual o propia de la suscrita. Que muchos de ellos son producto de la imaginación, reflejan situaciones ajenas o condiciones que nunca existieron. Que escribo desde hace muchos años y que en ocasiones se postean escritos, cuentos o poemas que no coinciden con mi realidad actual o que fueron escritos en el pasado, inspirados en historias que escuché, personas que conocí o que inventé, producto de lo que altaneramente me atrevo a calificar de inspiración. Que el tono de los escritos varía como ejercicio literario y que bajo ningún concepto deben entenderse como pistas directas a mi pobre estado psiquiátrico o indicios de trastornos en la conducta o en la personalidad.

Que en lo personal considero errado y arrogante formarse una idea de alguien solamente a través de lo que escribe, vive, vivió, vio a otros vivir o imaginó, mucho menos para darse el tupé de hacer un análisis personal que además de improcedente es ampliamente irrespetuoso. Que los comentarios que se hacen a los posts se entienden dentro de esos límites de ilusión y fantasía mezclados a medias con la realidad y con mucha exageración de mi parte que en forma educada se ha dado en llamar licencia literaria para no decirle mentiroso a un aprendiz de escritor.

Que este blog podrá mostrar algo de mí en la porción libre de imaginación que no se indica cuál es y que procuraré no indicar nunca, pero está lejos de ser un blog estrictamente personal o apegado a la realidad y que en razón del principio de respeto a la privacidad ajena, los detalles reales o que no se comentan se reservan para mí y mis allegados virtuales o reales.

Que disfruto mucho con los comments, incluso con los anónimos, siempre y cuando no se cruce la frontera del respeto que debe existir entre las personas y las ideas. Cualquier ataque personal o consideración ofensiva puede hacerse en otros lugares que no requieran anónimos y de frente, para facilitar una discusión real.

¿Muy abogadil? De fijo. Pero a veces, como decía el Che, se requiere el poder de la violencia para contrarrestar la violencia del poder, sobre todo si el poder lo da el escondite de lo anónimo.

Pronto y para mayor claridad ilustraré aspectos que me pudren hasta la médula, como el verbo hermano, de la salvación de cristo y el amor de diosnuestroseñor y la dizque conciencia de género de feministas trasnochadas que se arogan mi representación y conocimiento de la psique solo por que ambas tenemos vagina. He dicho.

Google+TwitterPinterestFacebook

5 gotas de lluvia en “Disclaimer”

  1. yuré dice:

    Busqué sin éxito al final de la declaratoria eso de: enter (only if you are 18 or older). Lo digo pues “anónimo” parece exudar una mentalidad infantil que debería penarse con algo más que indiferencia.

  2. Otrova Gomas dice:

    Bueno, tampoco es que estés 100% cuerda. Te lo digo yo que soy hombre. 😉

  3. Solentiname dice:

    entre loca y frustrada hay una ENOOOOOORME diferencia. Ardida, sí, ardida sí estoy, y qué?

  4. el quinto jinete dice:

    Una de las ventajas de un blog es que uno puede escribir sobre lo que sea, incluso sobre las cosas que no se le contarían a nadie y nadie tiene que saber quién las escribió.

    Es sólo un pensamiento.

  5. Sirena dice:

    Nadie tiene que saber quién las escribió… si se hace con la dosis de respeto necesaria. No se vale andarle diciendo a la gente cómo vivir y qué hacer sin al menos, dar la cara. Los comentarios anónimos son muy cobardes.

Y vos, ¿qué pensás?